Que cada vez tenemos menos capacidad de ahorro es un hecho. Según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto a las Cuentas Trimestrales no Financieras de los Sectores Institucionales correspondientes al cuarto y último trimestre de 2014, cada vez ahorramos menos, no es porque no queramos, es más bien porque no podemos.

De esta forma nos encontramos con que las tasa de ahorro de los hogares cerró el año pasado en un 9,8% de su renta disponible, lo que equivale a decir que se produjo una caída de 0,9 puntos con respecto a la tasa de ahorro de cierre del año 2013.

Showroomprive a primeros de año indicaba que los españoles tenían entre sus grandes preocupaciones el poder ahorrar algo, pero no se está cumpliendo. De hecho muchos españoles se lo planteaban como su primer propósito para este año.

Explicación dada por el INI

Según el INI, que caiga la tasa de ahorro respecto al 2013 es debido a que a pesar de que la renta disponible de los españoles ha aumentado un 1,4% durante el 2014 (los asalariados percibieron una mayor remuneración), también se ha incrementado el 2,3% lo destinado al consumo. Aunque el ahorro que las instituciones sin fines de lucro y los hogares consiguieron alcanzó los 67.489 millones de euros en 2014, quedó por debajo del generado en el 2013.

Opciones para ahorrar

Siempre el ahorro o triunfar en el tema de conseguir ahorrar algo pasa por una buena planificación previa de nuestro economía doméstica.

Qué o cuáles son nuestros gastos fijos mensuales y de que importe, cuáles son nuestros ingresos y, en base a ambos puntos, poder elaborar un presupuesto de la economía de nuestro día a día.

Incluso podemos poner una partida en nuestro presupuesto, aunque sea pequeña, como otro gasto fijo que realmente irá a ahorrarse. ¿Y en qué la meto?

Cuatro son los productos de ahorro básicos:

  • Cuentas remuneradas. Mucho más atractivas antes en cuestión de la remuneración que daban, pero por lo menos se consigue ahorrar con ellas y suelen estar exentas del pago de comisiones. La cuenta inteligente de EVO Banco, con una remuneración del 1,10%TAE en su cuenta remunerada, la Cuenta Naranja de ING Direct con una rentabilidad del 1,90% TAE los tres primeros meses, la Cuenta Remunerada de Bankinter con una rentabilidad del 5,00% TAE el primer año, son algunas de las que nos podemos encontrar en el mercado.
  • Depósitos. Rentabilidad nula o casi nula. Producto para los que no quieren correr riesgos.
  • Fondos de Inversión. Sustitutos de los anteriores. Hay muchos tipos en función de nuestro nivel de preferencia o aversión por el riesgo.
  • Planes de pensiones. Ni que decir tiene que son los productos de ahorro a muy largo plazo y pensados en la jubilación.
Compartir