Según el informe realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el que sus asociados valoraban a los bancos, la transparencia era el factor de mayor importancia para calificarlos. En segundo lugar se valoró el que los servicios que prestan las entidades estén exentos de comisiones y en tercero, que los productos que ofrecen a sus clientes tuviesen buenas condiciones. De este estudio salió un ranking de confianza en entidades financieras que encabezó ING Direct, quedando en último lugar Caja España-Duero.

Interesante nos parece también el hecho de que entre las 10 primeras entidades financieras mejor valoradas aparezcan 6 que son entidades online, aunque alguna ahora posea oficinas físicas como las entidades tradicionales.

Si miramos por la parte alta del ranking, solamente cuatro son las entidades que consiguen superar el 80% del nivel de confianza y transparencia que les piden sus clientes. Tras ING DIrect, nos encontramos en segunda posición a la entidad Triodos Bank (entidad vinculada desde sus inicios a las prácticas de ‘banca cívica’). A continuación aparece la entidad de bastante reciente creación EVO Banco, constituida tras la separación del negocio tras la fusión de las cajas de ahorro gallegas, que se separó en ABANCA actualmente para Galicia, Asturias y León, y dicha entidad para el resto del territorio. La cuarta entidad que supera el nivel de confianza en la Caja de Ingenieros.

Por la parte baja del ranking nos encontramos un grupo de entidades que rondan el 40% de confianza en sus clientes siendo, como ya indicábamos, la que menores generaba la entidad Caja España-Duero o Banco CEISS, entidad fruto de la fusión de las dos cajas castellanoleonesas y adquirida posteriormente por Unicaja. Muy cerca se colocaba la entidad Banco Mare-Nostrum, a continuación Bankia, con sus ya conocidos rescate público y sucesivos escándalos y juicios por malas prácticas con clientes y justo detrás Liberbank. Estas cuatro entidades apenas generan confianza entre sus clientes según el indicador de este estudio de la OCU.

El estudio constata que las entidades online, además de mejores condiciones, sin comisiones y más transparentes al tener en la web los productos y servicios ofrecidos, son mejor valoradas en general que las entidades tradicionales. Permiten ver las características de sus productos de forma objetiva con su lectura en la web sin que entre el factor humano a querer influir en el cliente para que se decante por un producto u otro, cosa típica hasta no hace mucho y que ha acabado como ha acabado en la mayoría de las entidades.

Compartir