Aunque cualquier consejo puede o no tener éxito, nunca está de más el tenerlo en cuenta y más cuando nos enfrentamos a la selectividad donde para muchos significa jugarse la posibilidad de realizar unos determinados estudios universitarios que, posteriormente, serán los que marquen nuestra trayectoria profesional en el mundo laboral.

Muchos de estos consejos ya los habréis oído en varias ocasiones ya que muchos son de pura lógica, pero el recordarlos ahora es algo conveniente. Por ese motivo hemos decidió recopilaros esta serie de consejos ahora que se acerca el momento de la tan temida selectividad.

Los primeros los agrupamos en los hábitos de salud general y los segundos en hábitos de estudio.

  • Nunca perder los nervios y tener la sensación de que la situación nos desborda. Muchos han hecho la selectividad antes que nosotros y otros la harán después y no ha pasado nada. Relajarse lo máximo posible. Y en esto último conviene no abusar de los estimulantes para mantenerse activo ya que el abuso de los mismos acaba dando el resultado contrario. Todo además pasa por descansar el tiempo que el cuerpo nos pide. Está haciendo un gran esfuerzo pues lo normal es que necesites un buen descanso. Olvídate de todo lo estudiado el día antes, no pienses más que en estar relajado. Nada de lo que no hayas aprendido lo vas a hacer el último día. Durante todo tu período de estudio estarás mucho tiempo sentado, con lo cual es bueno que planifiques algún tiempo para dar un paseo o practicar algo de deporte que te ayude a desconectar.
  • Sabes lo que tienes que estudiar y el tiempo del que dispones: haz un plan realista y planifica todo lo que vas a hacer. A este plan ayudará mucho el que organices los contenidos en esquemas, gráficas, árboles y resúmenes. Los esquemas te permitirán ver todo a primera vista sin gran esfuerzo y ayudan a memorizar. El estudiar en voz alta ayuda a que oigas lo que dices y el sentido del oído ayude y mucho a que comprendas mejor los contenidos y se memoricen mejor, además de que ayuda a quitar el nerviosismo cuando oyes que lo estás haciendo bien. Si eres de los que te gusta estudiar en grupo, puedes reunirte con otros estudiantes en tu situación. Ayuda a compartir contenidos, quitar el nerviosismo y a darse ánimos mutuos.

Por último, ¡¡no hagas chuletas!!  No vale la pena. La probabilidad de acertar con lo que te caiga en el examen es muy pequeña.

Compartir