10 Pueblos Medievales imprescindibles de España

Pasear por estos pueblos es como sumergirse en un cuento de hadas. Sus callejuelas estrechas, murallas y castillos, nos transportan a un tiempo de príncipes y princesas. Si quieres hacer un viaje a la Edad Media puedes empezar por estos diez:

– Albarracín, Teruel: Desde la lejanía la panorámica nos sorprende con una muralla que no solo encierra el casco histórico sino que sale de él para alzarse sobre una colina.
– Besalú, Girona: De las mejor conservadas de toda Cataluña. El principal reclamo es su puente románico que recibe a los visitantes como una auténtica puerta al medievo.
– Hervás, Cáceres: Es un placer pasear por su casco antiguo, repleto de callejuelas estrechas y empinadas, con casas de tejados de madera y balcones volados.
– Buitrago de Lozoya, Madrid: En plena sierra de Guadarrama, elevado sobre un promontorio y rodeado por un río. Lo más destacado es su recinto defensivo.
– Peratallada, Girona: Destacan, además del Castillo-Fortaleza, sus calles y casas empedradas, repletas de flores y plantas, sus arcos y sus pequeñas plazuelas.
– Ronda, Málaga: Su impresionante puente une los dos lados de su casco antiguo separados por más de 150 metros de desfiladero.
– Ainsa, Huesca: Destaca el castillo, que conserva casi intactas sus murallas y la Torre del Homaje. También su Plaza Mayor con porches románicos y arcos de medio punto.
– Peñafiel, Valladolid: Destacan su impresionante castillo, (Museo Provincial del Vino) y la plaza del Coso, donde todavía hoy siguen celebrándose festejos taurinos.
– Sepúlveda, Segovia: Conocida como la Villa de las Siete Puertas, esta ciudad fortificada conserva importantes y maravillosos restos de su pasado medieval.
– Calatañazor, Soria: Un lugar donde parece que ha detenido el tiempo. Un tesoro en la cima de una roca rodeado por unas murallas casi intactas. Calles empedradas, casas de piedra, adobe y madera, y un castillo semiderruido.

Lamentablemente se han quedado fuera de la lista, elaborada por la Guía Repsol, lugares como Santillana del Mar, Frías, Allariz o La Alberca.

Compartir