Oukaïmeden, Marruecos

A 75 kilómetros de Marrakech se encuentra esta curiosa estación donde aguardan unas 40 pistas provistas de remontes antiguos, y unos fuera de pistas muy agradables. Las comodidades que rodean a la estación son sencillas pero con un personal muy amable, así cómo algún que otro hotel de cuatro estrellas con piscina climatizada y spa.

Parnaso, Grecia

A menos de 2 horas del Panteón nos podemos encontrar con las laderas del Monte parnaso. Esquiar sobre el oráculo de Delfos (Dionisos) puede resultar de lo más exótico. Dispone de 23 pistas a lo largo de 27 km entre cotas de 1.640 y 2.260 metros.

Monte Etna, Sicilia (Italia)

Esquiar en un volcán es posible gracias a las dos estaciones, Rifugio Sapienza y Plano Provenzana. El Monte Etna Nicolosi cuenta con 4 telesillas para servir a 14 pistas acondicionadas. El terreno es adecuado para todos los niveles.

Monte Olimpo, Chipre

Una isla mediterránea en la que se puede esquiar en la montaña y bañarse en la playa el mismo día. Chipre tiene una estación de esquí, además de sus famosas playas. El mítico Monte Olimpo ofrece una localización preciosa en la que esquiar en las Montañas Troodos y aunque la temporada es más corta que en Europa, las vistas desde la cima compensan el viaje.

Ski Dubai, EAU

Esla pista de esquí indoor más grande del mundo. En ella se puede practicar esquí, snowboard y otras actividades invernales. Se encuentra en el interior del Mall of the Emirates, un inmenso centro comercial.
Las dimensiones de la pista hablan por si solas: 85 metros de altura, 80 metros de anchura y una longitud máxima de 400 metros. Hay cinco recorridos con diferentes niveles de dificultad.

Como cualquier estación de esquí que se precie, Ski Dubai ofrece cursos de esquí y snowboard durante todo el año. Los precios de las clases son un poco más altos que los de las estaciones tradicionales

Compartir