Cuando te pregunta actualmente por una alarma para el hogar, ¿a qué enseguida se te viene a la cabeza una o dos empresas multinacionales que se dedican a eso?

Es que al igual que ocurre en el mercado de los proveedores de Internet, las alarmas para el hogar es algo que ha pasado en los últimos años de ser exclusivo de hogares adinerados, a ser algo de lo más común en los tiempos que corren. En ambos ejemplos podríamos incluso tener ya diferentes experiencias con diferentes proveedores porque son servicios ya muy generalizados en los hogares hoy en día.

Pero volviendo al tema de alarma para el hogar, varios deberían de ser los factores que deberíamos de tener en cuenta a la hora de contratar una. Sin duda uno es el precio o coste mensual. Ojo que lo más barato no suele ser lo mejor. Otro de los factores importantes es el servicio de atención al cliente que posee el instalador de la alarma, lo que se traduce en el tiempo que tarda en avisarnos y en presentarse en el lugar donde esté la alarma en caso de que haya sonado por algún motivo. Ese debería de ser el factor clave para tomar una decisión.

De poco vale que nos cobre una cantidad menor al mes de dinero por nuestra alarma si la persona que llega a nuestro hogar vinculada a la empresa tarda dos horas en llegar. Igual sería mejor pagar algo más al mes y que en menos de 10 minutos estuviera en nuestro domicilio, ya que a lo mejor evitábamos un robo mayor en nuestro hogar.

Compartir