Si lo que buscas para el puente de diciembre es mar, sol e incluso poder bañarte, un lugar indicado para escoger como destino de tu escapada es Malta donde por su clima, es frecuente poder bañarse en sus aguas incluso en los meses de invierno.

Una isla que ha vivido bajo el imperio romano, el dominio árabe, el dominio normando, los Caballeros de San Juan, la ocupación francesa y el dominio británico es hoy día un lugar rico en historia y cultura además de una isla mediterránea idónea para el turismo y un destino único.

En Malta podemos practicar innumerables deportes, sobre todo los relacionados con el agua, buceo, conocer la vida marina, hacer cruceros, disfrutar de la vida nocturna, y conocer lugares como el Templo de Tarxien, el Templo de Ggantija, los Templos de Skorba, The Palace Sate Rooms, el Museo Nacional de Arqueología, las catacumbas de San Pablo, el Fuerte de San Telmo o The Knight Hospitallers.

En el puente de mayo ya están inauguradas las actividades de adviento, enfocados ya a la navidad, podemos ver los Belenes artesanales (Prespeju) que se organizan por toda la isla, en todos los rincones y muchas iglesias recubren sus interiores con sedas rojas y adornan los altares con flores.

Si queremos probar la comida tradicional maltesa podemos probar el queso de oveja del país (gbejniet), las zalzett, los pastizzi o la menestra dorada.

Compartir