Si eres de los que tienes pánico por ir al dentista y se te genera incluso ansiedad, estás de suerte. La Clínica Odontológica Ahoa utiliza las gafas 3D de realidad virtual para reducir la ansiedad y el estrés de los pacientes en los tratamientos.

Consciente de este problema, la Clínica Odontológica Ahoa ha incorporado a su consulta una nueva técnica de relajación: las gafas de realidad virtual Cinemizer® OLED, que permiten ver vídeos o películas en 3D, jugar a videojuegos, leer, escuchar música, en incluso se pueden conectar al dispositivo móvil del paciente para acceder a sus propios archivos de vídeo o música.

La gestión de la ansiedad de los pacientes es clave en la odontología, no solo para que la experiencia de estos sea lo más agradable posible, sino para que el procedimiento se pueda realizar de forma segura y efectiva.

Según los datos, aproximadamente el 75% de personas adultas experimentan algún grado de miedo o ansiedad en su visita al dentista. Esta ansiedad puede provocar tensión en la mandíbula, sequedad bucal, síndrome de la boca ardiente y ataques de pánico, incluso el paciente puede llegar a rechazar la anestesia o el tratamiento en sí.

Dado que la ansiedad es un factor psicológico, y no físico, las gafas Cinemizer® OLED se basan en la distracción como método natural para tratar esta ansiedad. Los estímulos sensoriales positivos transportan al paciente óptica y acústicamente fuera de la atmósfera de tensión que le genera la sala de espera o de tratamiento del dentista.

Esta técnica se utiliza en general en cualquier procedimiento de cierta duración, ya que el tiempo de espera previo o el tiempo que el paciente prevé que va a estar dentro de la consulta son dos de los principales factores que detonan o agravan la ansiedad. En el caso de pacientes infantiles, esto se puede aplicar a cualquier procedimiento que provoque una reacción de estrés.

El sistema, desarrollado por la empresa alemana Zeiss, se utiliza ya en Europa y Estados Unidos con gran éxito. Es compatible con PC, Mac, Blu-ray o un reproductor DVD estándar, así como con dispositivos Apple como iPad, iPhone o iPod Touch, lo que permite que sea el propio paciente quién conecte su dispositivo a las gafas de realidad virtual.

Compartir