En los meses de invierno Austria es un auténtico paraíso blanco y si buscamos un destino para practicar esquí en una escapada o en un viaje de más duración, es el destino perfecto para los amantes de este deporte, del snowboard o de cualquier otro deporte de invierno.

En Austria podemos encontrar escuelas de esquí de fama mundial, aprés-ski, pistas de trineos, pistas de patinaje sobre hielo, pistas de esquí de fondo, los remontes mecánicos más modernos de Europa (que se encuentran es St. Anton am Arlberg), circuitos de esquí de fondo con iluminación nocturna para poder practicar deporte de noche, o la considerada varias veces por el comité internacional de Skiresort-Service como la mejor región del esquí del mundo, Ski Arlberg.

La gente VIP de todo el mundo también elige Austria para sus vacaciones de invierno y la práctica de este deporte. Son recibidos cada año por Lech-Zürs-Stuben.

Austria nos ofrece 800 estaciones de esquí repartidas por 71 regiones de sus 9 estados federados, con 22.000 km de fabulosas pistas de esquí  y tenemos amplísimas zonas de esquí interconectadas lo que nos permite organizarnos auténticas rutas invernales con un solo “Bono esquí”.

En la Olympia Skiworld Innsbruck (llamada “el mundo olímpico del esquí), en la región del mismo nombre en el corazón de los Alpes, se encuentran las pistas que han acogido las competiciones de los 3 Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Innsbruck y la estación de esquí más alta de toda Austria, Kühtai.

Compartir