Vive el presente, vive el ahora

Sufrimos un exceso de proyección al medio y largo plazo;  muchas veces nos olvidamos de disfrutar el momento.

Siguiente página
Compartir