Perdónate y perdona a los demás

El rencor es un veneno que corroe el corazón y la mente

Siguiente página
Compartir