«Toma los alimentos como si fueran tus medicinas o acabaras tomando medicinas como si fueran tu alimentos». Es una frase que circula por internet y que no anda desencaminada en como debemos reeducar nuestra alimentación y orientarla lo más posible a la salud.

Tampoco debemos dejar de disfrutar de los placeres de la vidas y convertirnos en unos extremistas de la alimentación sana. De vez en cuando uno se merece darse el gusto, pero lo importante es que eso no sea la tónica o lo que influya en nuestro menú. Conviene que nos informemos e incluyamos en nuestros hábitos alimenticios, esos productos mágicos con vitaminas extra, antioxidantes y otras sustancias que le permitan a nuestro cuerpo afrontar con fuerzas extra el paso del tiempo.

Por si os ayuda en algo, os vamos a mostrar alimentos que ayudan a retrasar el envejecimiento y a mantenernos sanos.

Siguiente página
Compartir