En los últimos años, el mundo occidental ha abierto los oídos a las tradiciones orientales. Una de las más aceptadas, es el Feng-Shui. Para explicar que es el Feng Shui, vamos a poneros el párrafo inicial descrito en la wikipedia, por lo bien que clarifica todo el concepto:

Literalmente viento y agua, es un antiguo sistema filosófico chino de origen taoísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de éste una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan. Es parte del llamado shenmiwenhua (神秘文化 – conocimiento misterioso) de la cultura china, que trata sobre cosas misteriosas, secretas e imposibles de ver. Su territorio de acción se sitúa en la frontera de dos mundos: el de la tierra –denominado ken kai–, visible y físico, y el del cielo –denominado yu kai–, desconocido, invisible y vibrátil.​ Por los occidentales que no comprenden las formas de conocimiento ancestrales chinas, está considerado desde una pseudociencia​ hasta un compendio de antiguas supersticiones chinas.

En el caso de este post, os vamos a dar una serie de pautas a la hora de colocar nuestra cama según el Feng Shui. Esperamos que os sirva, aunque sólo sea a modo orientativo.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
Compartir