Que buena parte del talento parece haber pasado del cine a la televisión, es algo bastante evidente. Las turbulencias de la piratería han afectado en mayor medida al mercado del cine que, demasiado dependiente de la facturación en taquilla, lleva años arriesgando poco en cuanto a las grandes producciones. Esto ha ocasionado que cada día sea más complicado encontrar películas de calidad y gran presupuesto.

Son muchos los factores que han ocasionado esta migración de talentos a la televisión. Donde es más evidente, es en el caso de los guionistas. Que tienen en las series, formatos donde se apuesta con fuerza y mayor libertad.

Como suele ser habitual, los grandes ganchos son los actores que sustentan y dan brillo a sus ideas. Aunque muchos tienen buena culpa del éxito, nos parece que es desproporcionado el merito que se refleja en sus nominas.

Pero el público es soberano, y los beneficios de las grandes audiencias provocan contratos desorbitados para estos grandes actores, entre otras cosas porque (salvo raras excepciones) la sustitución de un personaje suele ser duramente penalizada por la audiencia.

Para que os hagáis una idea de ello, os mostramos la lista de los actores mejor pagados que ha publicado Forbes.

Siguiente página
Compartir