Pese al  reventón de la burbuja inmobiliaria, la posterior caída en la venta de viviendas y en el incremento en los precios de las operaciones concedidas, algo está pasando en el mercado de los préstamos hipotecarios recientemente.

Y es que la disminución en la venta de viviendas, el empeoramiento de las condiciones económicas de los solicitantes y el sobreprecio en muchos casos del inmueble que se compran, han hecho que los bancos den menos hipotecas y más caras.

Por eso, lo más habitual hace poco más de un año era tener préstamos hipotecarios para la compra de viviendas a diferenciales de +3% o más por encima del Euribor, algo completamente impensable antes del boom financiero cuando los precios que se manejaban a duras penas eran superiores al 0,50 por encima del Euribor.

Pero llega el pasar por una calle céntrica de una ciudad donde abunden los bancos para ver que en los últimos meses han vuelto a ‘empapelar’ sus cristaleras con ofertas de préstamos hipotecarios, no a los precios precrisis, pero cuando menos a la mitad de los diferenciales que venían ofreciendo hace un año.

Hipotecas al Euribor + 1,59 hay en el mercado varias en estos momentos, cuando esa misma entidad las ofrecía hace un año al +3,10%. La duda que me surge es que lo hacen porque ven que La cosa ha mejorado o bien porque a los precios de antes nadie contrataba préstamos hipotecarios.

Compartir