Mientras que muchos consideran que la posible recuperación de Grecia sería un indicativo de que la crisis económica actual se puede superar otros, sin embargo, ven que la situación actual en Grecia es un posible detonante de una nueva crisis financiera. Entre ellos destaca es Premio Nobel de Economía, el economista estadounidense Robert Shiller.

Pero no solo es que Grecia sea un posible detonante. Algunos comportamientos de otros países pre y durante la crisis, considera que son dignos de recibir el calificativo de potenciales detonantes, como es el caso de algunos bonos soberanos o algunos «activos sobrevalorados», o sea, lo que llevamos muchos diciendo desde hace tiempo que sería una nueva ‘crisis de deuda’.

La no consecución de un acuerdo rápido en materia de ‘rescate’ a Grecia, es sin duda la muestra de una debilidad latente en la estructura económica de la UE y, por lo tanto, un potencial detonante de una nueva crisis económica al palpar los mercados esa potencial debilidad.

Estas declaraciones fueron realizas por este economista, Shiller, en el transcurso de una entrevista realizada a un canal de televisión alemán, en las mismas fechas que se producía la reunión del G7 en Dresde.

Curiosas parecen algunas de las respuestas dadas ante las preguntas que su interlocutor le realizó, ya que curiosamente le indicaron si pondría fecha a la próxima crisis financiera, ya que en 2008 predijo la que vendría, siendo ese el momento en el cual indico la potencialidad de Grecia como una causa.

No obstante, consideramos que esta declaración es un craso error, ya que Grecia es una consecuencia de la crisis estallada en 2008, con lo cual no se puede decir que es un potencial detonante de una nueva crisis cuando debería de considerarse como una consecuencia de la actual. De esto se deduce que este economista es de los que cree que ya hemos salido de la crisis financiera que comenzaba por el 2008 y ya pronto podremos enfrentarnos a otra.

La potencial salida del Euro de Grecia también fue abordada en esa entrevista e indicó que de poco o menos valdría ya que aunque saliese de la ‘moneda única’, seguiría estando en la UE, lo cual supondría tener el problema igualmente ‘en casa’.

Shiller participó en esta reunión del G7 con otros expertos en economía en un foro especialmente destinado a conseguir medidas presentes para la reactivación de la economía.

Compartir