Ahora ya no tanto porque no se venden tantos pisos ni se conceden tantas hipotecas como hace una década pero en su día, el simulador hipoteca es algo que cualquiera de nosotros ha utilizado.

Se trata de un programa o aplicación que nos permite analizar diferentes variables a partir de los datos que vayamos introduciendo.

Es decir, que partiendo de algunos datos como estables, podemos calcular el resto y ayudarnos e esta forma a tomar la decisión mejor a la hora de firmar una u otra hipoteca.

Lo habitual en estos casos e saber lo que queremos pedir de hipoteca y, en función de esto, ir haciendo simulaciones en base a cambios en los tipos de interés y en base al número de años en el que queremos pagar la hipoteca.

Pero no solo ocurre esto. Un simulador hipoteca nos permite lo contrario, es decir, sabiendo lo que podemos pagar al mes y teniendo en cuenta el tipo de interés medio de un plazo de tiempo determinado, podemos llegar a calcular cual es el importe máximo que podemos pedir si lo queremos devolver en unos determinados años y en más o menos de estos.

Se trata de una herramienta muy útil para ver posibles problemas que nos pueden surgir para afrontar los pagos mensuales si evoluciona el tipo de interés al laza o bien para ver si lo que queremos pedir lo podemos asumir.

Compartir