Formas de comprar un coche

Si estamos pensando en comprar un coche, seguro que se nos han pasado por la cabeza las diferentes formas que tenemos para hacerlo.

Bien por lo que muchos dicen que es el comienzo del final de la crisis, bien por las ayudas gubernamentales a la compra de vehículos nuevos, el caso es que el mercado de la venta de turismos está remontando el vuelo tras un lustro de estar en cifras que cayeron en picado para luego situarse en dígitos que ni ‘pena ni gloria’.

De esta forma podemos indicar que las cifras del primer trimestre de este año 2015 arrojan un balance de crecimiento de un 32,2%, un total de 267.137 matriculaciones según los datos recopilados por Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) y Ganvan (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios) y publicados en relación al mes de marzo, lo que equivale a decir que estamos ya en el octavo trimestre consecutivo de crecimiento.

Esto supone que empezamos a reducir la vida media de nuestro parque de vehículos que se sitúa en los 11,5 años de vida.

Pero para realizar la compra de nuestro vehículo nuevo, ¿tenemos claro como la podemos realizar o financiar en su caso?

Pues para poder adquirir nuestro coche tenemos 5 formas posibles:

  • Mediante un préstamo personal o préstamo coche. La más común y socorrida de todas si no disponemos del efectivo. Bancos suele ser la opción que más barajamos. Además, las entidades financieras suelen tener ya préstamos para esta finalidad, a lo que se le suma el que están muy de moda los preconcedidos (préstamos sin necesidad de papeleo). Hablamos de operaciones al tipo de interés en torno al 6%.
  • Plan PIVE y financiación. Las famoso ayudas del Gobierno en forma de Plan PIVE de hasta 3.000 euros. Esta ayuda supone realmente le pedir menos financiación. Ahí radica su ventaja.
  • Financiación a través del concesionario. O lo que es lo mismo, la financiera del propio fabricante. La comodidad de ver, comprar y tener la financiación en el mismo sitio, anima mucho a este tipo de compras.
  • Arrendamiento con derecho a compra. Usamos el vehículo y con el pago de la última cuota pasa a ser de nuestra propiedad. Se pagan cuotas mensuales compuestas de capital, intereses e IVA.
  • 3F’s, «Family, friends & fools», o sea, que nos preste el dinero la familia. Hasta ahora una de las formas más sencillas.
Compartir