DAVOS/SWITZERLAND, 28JAN12 - Robert J. Shiller, Arthur M. Okun Professor of Economics, Yale University, USA is captured during the session 'Pundits, Professors and their Predictions' at the Annual Meeting 2012 of the World Economic Forum at the congress centre in Davos, Switzerland, January 28, 2012. Copyright by World Economic Forum swiss-image.ch/Photo by Moritz Hager

Así de contundente se mostró el premio Nobel de Economía norteamericano Robert Shiller en el transcurso de una entrevista que mantuvo con un canal de televisión alemana con el motivo de su participación en Dresde (Alemania) de la reunión del G7.

También advirtió de otros comportamientos que también podrían provocar la aparición de una nueva crisis financiera, como es la existencia de algunos bonos soberanos o algunos «activos sobrevalorados», sinónimo de una acelerada crisis de deuda, algo ya muy comentado por otros economistas a nivel mundial.

Volviendo al problema de Grecia, la no concreción de la situación de Grecia, podría ser la causa de otra crisis financiera, pero no es solución la salida del Euro del país heleno ya que no se aislaría el problema ya que no dejaría de ser un país miembro de la UE, lo que supondría la existencia igualmente del problema.

Robert Shiller fue de los economistas que en 2008 predijo la crisis financiera (algo por otro lado no tan difícil de prever), pero por ese motivo sus opiniones son muy consideradas en la actualidad y participa de forma regular en congresos y ponencias sobre economía. En concreto, en esta cumbre del G7 se va a tratar el tema de la búsqueda de nuevas actuaciones encaminadas hacia la reactivación económica.

En lo que índice de forma urgente es en la necesidad de dar una solución a la situación griega ya que todas las vueltas, aproximaciones y alejamientos que se están realizando por todas las partes, no crean más que una situación de inestabilidad que, más tarde o más temprano deberá de ser afrontada, tanto por la zona Euro como por el resto de la UE, con lo cual, a mayor tardanza, más inestabilidad se generará lo que complicará la consecución de una situación favorable del problema  lo antes posible.

En su intervención en la conferencia del G7 junto a otros economistas famosos por prever la crisis como Nouriel Roubini, ha hecho hincapié en que las negociaciones deben de buscar exclusivamente la resolución del problema a la mayor brevedad posible si lo que se quiere es zanjar de una vez por todas las tensiones de la eurozona y que surjan dudas del buen fin de la misma.

Su participación en estos debates no es la primera ni será la última a tenor de los lentos pasos que está llevando el problema griego.

Compartir