Cuando hablamos de abogados siempre se nos viene a la cabeza  los problemas. Y es que cuando recurrimos a ellos es porque algún posible litigio aparece en el horizonte. Lo que si es verdad es que, de forma generalizada, los abogados no suelen tener muy buena prensa como colectivo, algo que, si paramos a analizar nada más lejos de la realidad.

Y es que hay temas que se nos escapan de las manos, ya sean por cosas del hogar, de la comunidad de vecinos, por temas laborales,…, donde siempre lo mejor es tener a tu lado al mejor asesor posible para evitar quebraderos de cabezas futuros, siendo el momento en el cual optamos en muchas ocasiones por realizar una consulta a un abogado.

Muchas veces es el coste que ello tiene lo que nos desanima a realizar una consulta en particular. Pero lo que está claro es que si los abogados fueran un servicio profesional que estuviese generalizado entre los ciudadanos, como un seguro de casa o coche, seguro que estaríamos más familiarizados con ellos y su trabajo y no tendríamos una mala impresión de lo que realizan.

Mientras que a los abogados y su labor la asociemos con problemas, está claro que será difícil cambiar su ‘mala prensa’.

Compartir