Al hablar de los seguros de salud puede que estemos hablando de los seguros más personalizables del mercado, ya que no solo dependen de las coberturas que se quieran tener, sino de las circunstancias personales de cada asegurado, tanto propias de él como de su familia en el caso de que quiera incluirla dentro del seguro médico que está pensando e contratar.

Por eso os podéis hacer una idea que la variación en las primas de los seguros de salud es enorme.

La edad, el sexo, la profesión, los antecedentes médicos, el estado civil, número de hijos, …, cualquiera de estos factores condiciona la prima de un seguro médico, haciendo que cada uno de nosotros tenga las suyas propias. Pero a esto hay que añadirle las coberturas que se quieren tener y los importes de las indemnizaciones que se quieren cobrar en caso de que se produzca un siniestro que esté cubierto por nuestra póliza de seguros de salud.

Desde nuestro punto de vista, lo mejor dentro de los seguros de salud es que nos permitan individualizar al máximo todas las coberturas ya que, si nos ofrecen un paquete, puede que se nos incluyan en la prima servicios que nunca vamos a realizar o recibir, con lo cual sería mejor sustituirlos por otros que si podríamos llegar a usarlos. En ese sentido es la idea perfecta: pagar exclusivamente por lo que quiero usar en caso de siniestro y no por nada más.

Compartir