Si necesito dinero urgente porque ha surgido cualquier imprevisto que rompe la economía doméstica que se tenía planificada, varios son los productos que puedo tener en el mercado en la actualidad para poder solicitar liquidez y hacer frente al pago de esos imprevistos.

Además de los anticipos de nómina, algo habitual en los bancos en los que se tiene la nómina domiciliada, hay otros productos que se pueden contratar para las necesidades urgentes e imprevistas de dinero que no son ya de bancos, sino más bien de financieras y entidades similares.

Microcréditos, préstamos rápidos o productos que lleven el apelativo ‘cash’, suelen ser pequeñas financiaciones de las que puedo tirar en caso de que haya un ‘necesito dinero con urgencia’.

Ahora bien, si nuestro problema de liquidez no es de la naturaleza que hemos indicado, o sea, de urgencia o de improviso, o sea, que es más allá del día a día y es algo que ya afecta a nuestra economía desde hace tiempo y puede que dure bastante, nuestro consejo es alejarse de estos tipos de productos porque se pueden convertir en poco tiempo en auténticas bolas de nieve de la cual es imposible luego salir.

Para estas situaciones hay que mirar otros medios financieros y analizar la conveniencia a cada situación.

Compartir