Muchas cosas en esta vida no tienen respuestas ni afirmativas ni negativas por completo. Con lo cual el responder a esta pregunta con un Si o con un No, es algo que no debería de ser.

Depende de muchos factores el que nosotros debamos de realizar preguntas al reclutador, ya sean acerca de la empresa que nos quiere contratar o ya sean de las características propias del puesto de trabajo al que optas.

Lo que debes de tener claro es que el preguntar algo nunca ha sido malo, siempre y cuando lo que se pregunte sea una cosa coherente. No se te ocurra preguntar qué cuanto tardarás en tener un ascenso o aumento de sueldo sin haber preguntado antes las características del puesto. Las cosas se empiezan de una manera y siguen una secuencia, motivo por el cual seguro que durante la entrevista te van surgiendo dudas que podrás ir preguntándole al reclutador sin que ello suponga algo negativo para tu candidatura.

Puede ser el caso de que durante la entrevista el reclutador haya sido tan claro en sus explicaciones y en las preguntas que te ha realizado que no te queden dudas. Ante esa situación no estás obligado a realizarle ninguna pregunta. Mejor asentir y decir que está todo claro a querer realizar una pregunta y meter la pata. En ese caso es casi mejor que en vez de hacer una pregunta te limites a realizar un breve (muy breve) resumen de todo lo dicho por el reclutador. Con eso le demostrarás además que has estado atento a lo que ha dicho durante la entrevista.

Aquel dicho de ‘que la curiosidad mató al gato’, no es aplicable al 100% en las entrevistas de trabajo, pudiendo incluso tener el efecto contrario al ver el reclutador un interés real por el puesto y por la empresa que no lo percibiría de ningún otra forma.

Un consejo importante: si hace una pregunta, que sea con interés verdadero, es decir no la hagas por hacer y mantente atento a la respuesta. No hay peor cosa que siente a un reclutador que le realicen una pregunta en la que se conoce ya la respuesta de antemano. Es mejor que cambies el tono de pregunta por el de una afirmación corroborado lo que indicas.

Compartir