Perfecto del todo es muy difícil, pero si podemos aproximarnos  a ello. Da igual la plataforma o medio que emplees, es decir, papel de toda la vida u online, que para conseguir el curriculum perfecto hemos de tener en cuenta los mismos factores.

El primero es saber a quién va dirigido. Me diréis que es difícil y con exactitud si que lo es pero no con una muy buen aproximación. No es lo mismo mandar un CV en una candidatura de las denominadas como espontáneas que mandarlo a un proceso abierto, ya lo lleven desde la propia empresa o desde una consultora externa especializada. Cada uno sabemos que lo van a leer un determinado tipo de personas. En la espontánea probablemente se archive sin leer. En el proceso realizado por la propia empresa lo leerá primeramente alguien de la plantilla ara filtrarlo y pasarlo a un superior. En e proceso externalizado se le va a mandar el CV a una persona que se dedica exclusivamente a ver muchos CVs al día y lleva tiempo dedicándose a ello, con lo cual seguro que sabe mucho más que tú sobre lo de hacer CV.

Según sea la persona o el grupo de personas a quien os dirigís, el enfoque, formato y contenido del CV deberá de cambiar: extensión, precisión de los datos, descripción de trabajos anteriores y habilidades adquiridas,…. Todas deberán de tener un formato u otra según los casos.

Lo segundo que se debe de saber son las características del puesto al que se opta, así como es la empresa que lo oferta.

En una candidatura espontánea ere tu el que muestra interés con lo que ya deberás de conocer mejor la empresa y el puesto. En un proceso realizado por la propia empresa, si te da el nombre ya te puedes orientar, así como los requisitos del puesto. Si se externaliza ya es muy difícil conocer la empresa pero no el puesto.

Esto es importante porque conociendo ambas cosas podremos redactar nuestro CV para potenciar lo que realmente interesa a la empresa. Seremos más breves, concisos y claros, algo que seguro que el que reciba el CV va a agradecer.

Lo tercero y último, es un consejo: se debe de ser profesional hasta a la hora de redactar un CV con lo cual huir de frases hechas, tópicos y cosas obvias: no decir que notas sacaste en el Graduad Escolar si eres Ingeniero y el puesto es para tal.

Compartir