Si tenemos en cuenta que casi la cuarta parte de los coches que vende el fabricante alemán son de la Serie 3, sería un buen indicador de la importancia que cobran las posibles modificaciones en este modelo.

Con los cambios de este 2015 la gama gana atractivo con ligeros matices de diseño, tecnología y nuevos motores.

En concreto, se podrá escoger entre cuatro propulsores de gasolina y siete diésel, de 116 a 326 CV (de 3,8 a 7,9 l/100 km) sin tener en cuenta la opción M3. Podrán combinarse con cambios manual de seis marchas o auto secuencial Steptronic de ocho relaciones, de serie para los 330d, 335d y 340i Touring. También podrá adquirirse con tracción total xDrive.

El diseño frontal introduce nuevos faldones y entradas de aire. También hay un inédito faldón posterior, pilotos LED, nuevos diseños de llantas y tonalidades de carrocería…

Dentro recibe nuevos materiales, elementos cromados de adorno y una inédita consola central con posavasos cubierto por una tapa corrediza.

Sus nuevos motores diésel de cuatro cilindros cuentan, entre otros, con un turbo optimizado que asegua una reacción más rápida. Es primicia un motor de gasolina de 3 cilindros turbo y el de cuatro que anima en los 320i (desde 5,5 l/100 km y 124 g/km). A su vez, el 330i estrena un cuatro cilindros (desde 5,5 l/100 km y 12 g/km), mientras que el 340i recibe un seis cilindros de última hornada (6,5 l/100 km y 152 g/km).

Por su parte, el 320d EfficientDynamics Edition (desde 3,8 l/100 km y 99 g/km) libera 163 CV y asocia caja Steptronic, que permite bajar varias marchas a la vez. Propulsión por inercia, amortiguación mejorada, suspensión más deportiva y dirección más precisa completan los cambios técnicos.

Navegador Professional con telefonía LTE

Por lo que toca al navegador Professional, ahora carga el programa más rápidamente y calcula en menos tiempo la ruta, mostrándola en imágenes 3D; la cartografía del navegador se actualiza gratuitamente durante los primeros tres años.

El nuevo Serie 3 es la primera berlina de la categoría compatible con el estándar de telefonía móvil LTE, que permite acceder a la red actualmente más veloz. Otra primicia es el asistente de aparcamiento, capaz de estacionar el coche automáticamente en batería. Por último, los sensores PDC se activan a partir de esta actualización tanto delante como detrás.

 

Fuente: http://www.abc.es/

Compartir