Cuando vemos coches baratos nuevos, debemos de hacernos la pregunta siguiente: ¿cuál es el motivo por el cual son tan baratos?

Que es una marca que está cayendo en ventas en picado, puede ser. Que es un modelo que va a dejar de fabricarse y hay que eliminar stocks, también podría ser.  Que un determinado concesionario tiene que vender un determinado cupo de vehículos para conseguir sus objetivos, pues es algo que ocurre con frecuencia.

Cualquiera de estas circunstancias y muchas más pueden suceder para que encontremos coches baratos nuevos, pero lo que se me antoja necesario es conocer el motivo por el que se venden tan baratos.

Y es que, por ejemplo, de los tres casos indicados, tanto el primero como el tercero no nos deberían de importar mucho si queremos ese vehículo, cosa que el segundo sí, ya que si se deja de fabricar puede que tengamos problemas en un futuro cercano en caso de que necesitemos piezas para alguna reparación.

Si vamos a realizar un desembolso de este importe, lo que no se puede hacer es tomar la decisión final sin tener constancia de todo lo que rodea a esta compra. Pensándolo bien, realizar la compra sin conseguir lo anterior es una insensatez.

Compartir