Si estás buscando un coche para cambiar el que tienes, las ofertas coches te pueden llegara a saturar en estos momentos ya que si algo hay, son ofertas de todo tipo, de todos los precios y para todos los gustos.

La caída de las ventas de coches nuevos ha hecho que los fabricantes y los concesionarios se lancen a la caza de los pocos usuarios que aun tienen en mente el cambiar de coche con frecuencia, buscando para ella las ofertas más llamativas y no solo en precios. Cualquier cosa vale para reclamar la tención del comprador y buscar que nos escoja: ofertar viajes, seguros del coche, hasta regalar dispositivos móviles tan de moda en estos momentos.

Pero siempre recomendamos a la hora de analizar las ofertas coches el que hay que leer toda la letra pequeña para evitar disgustos futuros que, por desgracia, son muy habituales que pasen.

Primer consejo: no fiarse de los grandes titulares. Las grandes letras y números suelen estar acompañadas de letra pequeña que el vendedor suele pasar por alto. Siempre preguntar por la letra pequeña.

Segundo consejo: no fiarse de las palabras. Cuando nos digan que la oferta es tal o cual, pedir siempre que lo que te digan quede reflejado por escrito. Puede que ese papel algún día te evite problemas.

Tercer consejo: tras ver los grandes titulares y la letra pequeña y tener todo por escrito, comprueba con tus propios ojos lo que es la oferta. Mucha gente entiende lo que se le dice y le queda plasmado en el papel pero, hasta que lo ve con sus propios ojos no lo acaba de ver y puede que lo que pensábamos que era no lo es. Siempre ver lo que se nos ofrece nosotros mismos.

Compartir