Para saber si nos interesa o no acudir a la oferta de coches km 0 a la hora de adquirir nuestro coche, debemos de tener claro que es lo que es este tipo de coche, así como sus ventajas e inconvenientes.

Hablar de coches km 0 es referirse a aquellos vehículos que sin ser nuevos, su uso ha sido muy reducido, pocos kilómetros y que han pasado todas las revisiones del fabricante y que confirma a la hora de ponerlo a la venta que está en funcionamiento igual que un coche nuevo, pero que al no ser nuevos, el vendedor les realiza una bajada en el precio con respecto al precio de nuevo que será diferente dependiendo del uso dado al vehículo desde que lo adquirió hasta que lo vende.

Es decir, no es que sean coches nuevos, pero como si lo fueran en el sentido de que poseen las mismas garantías por parte del vendedor que si estuviera adquiriendo un vehículo completamente nuevo.

Aquí ya podemos ver una ventaja de estos coches km 0, que es la de que tenemos un coche con las garantías de un vehículo nuevo a un precio más bajo que si fuera así, nuevo.

Lo cierto es que las ofertas que los fabricantes hacen en este tipo de coches depende del descuento que realicen para hacerlas atractivas a los compradores ya que, en la práctica, entre un coche nuevo y otro de 5.000 o 10.000 kilómetros, la diferencia es muy reducida en cuanto a posibles desgastes.

Compartir