No es la primera vez que hablamos de este coche en esta web, ya que lo hemos incluido como el primero en velocidad punta en el ranking de los 10 coches más rápidos del mundo. Se trata del Koenigsegg One-1, espectacular deportivo puede alcanzar 450km/h y que ha conseguido batir recientemente un nuevo record, como es el de ser el coche del mundo que menos tarda en pasar de 0 a 300 km/h y posteriormente volver a frenarse.

¿Dónde ha dejado el cronómetro? Pues este superdeportivo ha conseguido, arrancando desde parado, llegar a los 300 km/h en sólo 11,922 segundos y rodando a esta velocidad, logra detenerse en sólo 6,03 segundos. Si sumamos ambos datos, tenemos como resultado un tiempo de 17,95 segundos para completar todo el proceso.

El piloto en cuestión es Robert Serwanski, quien logró el récord pista de pruebas de Koenigsegg en Angelholm, Suecia, batiendo la anterior marca de 21,19 lograda por el Agera R en 2011. Eso sí, con la llegada del nuevo Regera de 1.500 caballos de potencia, lo que no sabemos es cuánto le durará este demencial record al One:1 pero de momento, disfrutemos del mismo.

Lo curioso del caso es que el piloto es capaz de realizar la prueba sin la necesidad de colocar las manos en el volante.

Compartir