Siempre ha habido un mercado de motos de segunda mano, sobre todos por aquellos usuarios de las motos que poseen una con ya bastante antigüedad, ya que es la única forma en muchos casos de que puedan conseguir piezas de repuestos para posibles averías que no se encuentran en el mercado de recambio de piezas.

Lo que sí está claro es que, frente al mercado de coches de segunda mano, este mercado de motos  también de segunda mano, tiene mucha menos  número de ofertas primero porque hay menor número de vehículos disponibles y segundo porque suelen ser vehículos con una duración de vida media mayor a la de los coches, con lo cual los propietarios Mirna mucho por sus motos.

Dentro de las motos de segunda mano, solemos encontrarnos con motos cuyo propietario ha querido adquirir una de superior cilindrada, con lo cual entrega la suya al concesionario donde compra la nueva o bien intenta venderla el mismo por fuera por un mayor importe. Es aquí cuando funciona mucho el boca a boca dentro de este mercadillo de motos de segunda mano.

Y es que mientras el de coches es más al público abierto, el de motos es un mercado más cerrado, llegando incluso a no existir anuncios publicados y moverse de forma exclusiva por el boca a boca.

Compartir