Pese a que llevamos 6 meses de subida en las cifras de ventas de coches nuevos en España, el mercado de segunda mano mantiene unas cifras envidiables. Eso sí, ni todos los coches se pueden vender de segunda mano ni todos los conductores son capaces de distinguir el bueno o mal estado de un coche de segunda mano. Por eso hoy os dejamos una serie de consejos para que, si váis a por uno de segunda mano, no os den gato por liebre.

¿Dónde adquirirlo, concesionario o particular?

Ojo que es importante por el tema de la garantía. Si lo adquirimos en un concesionario tendrás, como mínimo, un año de garantía, mientras que, haciéndolo a través de un particular, dispondrás de 6 meses para reclamarle posibles averías o desperfectos que estaban ocultos cuando hiciste la compra. En este segundo caso, te riges por el Código Civil y, ante la negativa del particular a darte soluciones, no tendrás más remedio que llevar el caso a los Tribunales.

¿Cuánto pagar?

No hay precio fijo sobre un determinado modelo en diferentes años, es más, el mismo modelo en dos localidades diferentes, con diferente kilometraje o con una vida de conducción diferente, no pueden costar lo mismo con lo cual no se pueden comparar e indicar cual es más o menos barato.

Antes de comprar el coche de segunda mano, habrá que realizarle una revisión completa.Detalle como el desgate de las rueda, el del tubo de escape o el del volante, te dan indicaciones del uso del coche y si coincide con lo que te quieren vender realmente.

Ideal decirle al propietario que quieres dar una vuelta pero conduciendo él, así podrás observar como es su forma de conducir y los posibles efectos en ese coche.

Compartir