Formas de adquirir un coche

Todo aquel que esté pensando en adquirir un coche nuevo, ya habrá realizado sus cuentas y visto cual será la opción mejor para dicha compra.

Y es que el sector del automóvil parece ser que está recuperándose lentamente del bache pasado desde el inicio de la crisis, aunque sea a base de ayudas gubernamentales que incentivan la compra de vehículos nuevos.

Por lo menos así lo indican las cifras publicadas del primer trimestre de este mismos año que se obtienen de por Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción) y Ganvan (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios) y publicados en relación al mes de marzo, en las que se habla de un incremento en la venta de coches del 32,2%, un total de 267.137  matriculaciones. Este dato supone el que ya son ocho los trimestres consecutivos en los que se está incrementando la cifra de vehículos nuevos que se adquieren.

Puestos entonces en situación de querer comprar un coche nuevo y que no tenemos el dinero en efectivo para ello, o bien se opta porque un familiar nos lo preste, o bien deberemos de recurrir a alguna de las siguientes alternativas:

  • A través de un préstamo personal o préstamo coche. La primera que se nos viene en mente y, más concretamente, se irá al banco en el que tenemos domiciliados nuestros ingresos a pedirlo. Las entidades financieras suelen tener ya préstamos para esta finalidad, a lo que se le suma el que están muy de moda los preconcedidos (préstamos sin necesidad de papeleo). Hablamos de operaciones al tipo de interés en torno al 6%.
  • Financiación a través de la financiera del concesionario o fabricante. O lo que es lo mismo, la financiera del propio fabricante que suele tener de mano ya alguna. La comodidad de ver, comprar y tener la financiación en el mismo sitio, anima mucho a este tipo de compras.
  • Plan PIVE y financiación. Las famoso ayudas del Gobierno en forma de Plan PIVE de hasta 3.000 euros. Esta ayuda supone realmente le pedir menos financiación. Ahí radica su ventaja.
  • Arrendamiento con derecho a compra. Usamos el vehículo y con el pago de la última cuota pasa a ser de nuestra propiedad. Se pagan cuotas mensuales compuestas de capital, intereses e IVA. Ojo que no todo el mundo puede pedir un leasing ya que hay que desarrollar una actividad profesional o empresarial.
Compartir