El fabricante español de componentes para automóviles Gestamp abrirá una nueva planta de producción en Estados Unidos, lo que le permitirá crear 500 nuevos puestos de trabajo, según informaron a ‘Reuters’ fuentes cercanas a la operación.

Dichas fuentes explicaron que la puesta en marcha de esta nueva instalación de prensado está orientada a suministrar piezas a la factoría que posee el consorcio automovilístico alemán en Chattanooga, en el Estado de Tennessee.

Volkswagen tiene previsto celebrar el martes 23 de junio una rueda de prensa en el centro de Chattanooga en relación con un «gran desarrollo económico». La compañía alemana anunció el pasado ejercicio una inversión de 900 millones de dólares (796 millones de euros al cambio actual) en la fabricación de un nuevo todoterreno en dicha factoría.

El todoterreno tendrá siete plazas y será de nuevo desarrollo. La puesta en marcha de este proyecto forma parte del plan estratégico de la firma, orientado a revitalizar su posición en el mercado estadounidense, y que permitirá la creación de 2.000 empleos en Estados Unidos.

Gestamp, empresa dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de componentes y conjuntos metálicos para el automóvil, ha presentado sus resultados referentes al año fiscal 2014, en el que creció un 6,9% hasta alcanzar los 6.256 millones de euros de facturación a cierre del ejercicio. Esto supone un incremento de los ingresos de 402,5 millones de euros respecto a 2013. Por su parte, el EBITDA aumentó en un 7,9% hasta los 656,5 millones de euros.

Gestamp entró así en 2014 en una nueva fase de crecimiento, impulsada por el aumento de las ventas tanto en China como en Norteamérica. Por su parte, las ventas en Europa Occidental también crecieron, conducidas por una recuperación general del mercado. El buen resultado en Europa fue particularmente robusto en España al tiempo que la compañía ganó peso en Reino Unido.

En el lado contrario, los mercados de Rusia y Mercosur tuvieron un comportamiento peor del esperado por el Grupo. Asimismo, la depreciación de algunas divisas frente al euro ha supuesto un impacto negativo del 3% en las ventas de Gestamp.

El presidente y CEO de Gestamp, Francisco J. Riberas describió 2014 como “un año de consolidación y crecimiento, en el que hemos puesto en marcha proyectos muy relevantes, siempre de la mano de nuestros clientes, para quienes queremos ser un socio estratégico”.

Compartir