Las subastas de coches hasta antes del comienzo de la crisis era una actividad muy cerrada al público en general en la que no solía haber demasiados vehículos y solían quedarse los interesantes en manos de gente ya especializada y dedicada en el tema.

Pero la crisis ha hecho que los embargos por impagos, principalmente en las empresas, llene de vehículos las subastas de coches, con lo cual es cada día más habitual el encontrar a particulares que acuden a este tipo de subastas con la intención de encontrar verdaderas gangas, sobre todo en coches de gama alta y antes eran utilizados por equipos directivos de las empresas embargadas.

Y es que este perfil de vehículos junto a los vehículos industriales, furgonetas , camiones o similares, son los dos tipo de vehículos más abundantes en las subastas de coches en la actualidad.

No se pueden denominar como coches km0 porque realmente no lo son, ya que suelen tener más uso que estos y de mayor edad, pero sin duda son vehículos en perfecto estado y que suponen un desembolso mucho menor de su precio en caso de adquirirlos como nuevos.

Hablamos de porcentajes de descuento frente al precio nuevo que superan siempre el 50% (salvo casos excepcionales) pudiendo llegar sin problemas a descuento que rondan el 75% del valor a nuevo.

Compartir