Los precios de coches nuevos han ido experimentando ciertos ajustes a medida que los años de crisis han ido pasando en parte debido a las ayudas gubernamentales a la compra de los mismos como forma de evitar la caída de este sector industrial y sus auxiliares.

No obstante, si algo ha traido la crisis, es el incremento de modelos de bajo precio dentro del segmento de los coches nuevos. Y es que entre un coche de segunda mano y los precios de coches nuevos antes de la crisis, la opción actual sería la segunda mano, con lo cual se han bajado algo los precios pero lo que más se ha hecho es que casi todos los fabricantes  ponen en el mercado vehículos más ‘low cost’, con iguales prestaciones de motor pero con peores equipamientos, redundando en bajadas de los precios.

Entre esa opción y la segunda mano se estrecha el margen y muchos ya se decantan por el coche nuevo.

Sin las ayudas, hay que reconocer que los precios de coches nuevos no han sufrido demasiadas rebajas en los precios, sencillamente se ha optado por dejar de producir determinados modelos que económicamente no eran rentables a los fabricantes por su difícil salida en el mercado actual con una reducción en el consumo interior brutal.

Compartir