El nuevo Peugeot 308 GTI llegará a España en octubre, nacido para correr, como se puede deducir de las dos motorizaciones que pondrá a disposición del comprador de 250 y 270 CV. El precio de este nuevo deportivo de Peugeot se estima en los 40.000 euros.

Se pondrá a la venta con un chasis sobre el que Pegueot Sport ha trabajado especialmente para conseguir una efectividad superior sin mermar el equilibrio para el uso diario.

Lo cierto es que comparado con otros deportivos, su estética no llama especialmente la atención en ese sentido como otros deportivos similares que nos encontramos en el mercado.

Como es casi costumbre en el segmento de los GTI generalistas el Peugeot 308 GTI se ofrece con un propulsor 1.6 THP con dos niveles de potencia, 250 y 270 CV (el Seat León Cupra y elGolf GTI también ofrecen dos caballajes). La versión de mayor rendimiento anuncia una velocidad máxima regulada de 250 km/h, con una aceleración de 0-100 en 6,1 s. y el kilómetro lanzado en 22,0 s. Si optamos por el 308 GTI ‘descafeinado’ perderemos apenas una décima en el 0-100 y 3,6 segundos en el 0-1000 m. De momento el Peugeot 308 GTI siempre irá asociado a cajas de cambio manuales de 6 relaciones.

Peugeot no tenía intención de lanzar una versión radical del 308, pero la buena acogida del 208 GTI y el RCZ R le ha animado a desarrollarlo en apenas 18 meses.

En el chasis se han cambiado muelles, ahora bastante más rígidos; los amortiguadores, con topes en extensión y compresión de tipo hidráulico y nuevos tarados; las barras estabilizadoras, más gruesas y los soportes de motor, rediseñados para aislar lo mejor posible de las vibraciones del propulsor. En total mantiene las dimensiones del 308 convencional, salvo por escasos milímetros en la distancia entre ejes y las vías más anchas (1.570 mm delante y 1.554 mm detrás).

El Peugeot 308 GTI de 270 CV está mejor dotado que su hermano. Por ejemplo, con unos frenos con discos ventilados de 380 mm delante y pinzas especiales de cuatro bombines pintadas en rojo, los neumáticos Michelin Super Sport y, en especial, el diferencial Torsen. Un control de estabilidad completamente desconectable, la carrocería bicolor y los asientos deportivos de tipo bacquet completan las diferencias entre las dos versiones.

Fuente MarcaTV.com
Compartir