El 35% de los profesionales del sector del motor creen que debería prohibirse la venta de neumáticos usados. Además, según un estudio sobre seguridad vial, tendencias de consumo y posicionamiento de marca realizado por Continental, el 45% de los periodistas del sector apoya la misma idea.

En tres de cada cuatro accidentes originados por los neumáticos, las investigaciones revelaron que las cubiertas eran usadas. En este sentido, la compañía recuerda que no todos los vehículos desgastan los neumáticos de la misma manera.

Así, al cambiar de tipo de automóvil, es probable que la cubierta de segunda mano produzca vibraciones, disminuya la estabilidad del coche o ponga en peligro la integridad de sus ocupantes al no garantizar la misma distancia de frenado que una nueva.

Se estima que más de 300.000 vehículos con neumáticos usados circulan por las carreteras de nuestro país, cifra que ha aumentado en los últimos años debido a las consecuencias de la crisis económica.

Así, los datos de Continental muestran que algunos establecimientos aseguran que el 80% de su facturación corresponde a la comercialización y montaje de cubiertas usadas.

En cuanto al tipo de usuario que los adquiere, el 60% de los conductores con vehículos de más de 10 años se decanta por las cubiertas usadas llegado el momento de reemplazarlas.

Compartir