Aunque todo lo relacionado con el mercado de segunda mano ha tenido auge desde la llegada de la crisis, la segunda mano motos ya era una actividad que estaba en auge ya que servía tanto para adquirir motos para su uso habitual como para conseguir piezas de repuestos que los fabricantes habían dejado de hacer, con lo cual el mercado de segunda mano motos para piezas siempre ha sido muy activo.

Aun así, este mercado de segunda mano motos se ha visto favorecido y perjudicado a la vez con la llegada de la crisis. Favorecido por el hecho de que no hay dinero para poder adquirir una moto nueva. Perjudicado por el hecho de que la gente propietaria de motos mira mucho más por ella en vez de cambiarla con lo cual se venden menos motos antiguas para piezas.

De hecho es curioso que el precio medio de una moto de segunda mano haya subido con la llegada de la crisis frente al precio medio de los coches de segunda mano que se compraban en España que se ha desplomado.

También hay que contar que hay un mercado de segunda mano motos especialmente dedicado al coleccionista o la moto antigua que en es mayor en relación al número de usuarios del que hay en el caso del mercado de los coches clásicos.

Compartir