Ya hablamos nada más y nada menos de la séptima generación de Golf que veremos por nuestras carreteras circular. Y uno de los modelos más sobresalientes de esta nueva gama es este Volkswagen Golf 1.0 TSI, es decir, un litro de cubicaje con 115 CV de potencia y 200 Nm de par motor.

No nos sorprende que el nuevo bloque TSI de Volkswagen, además de haber perdido un cilindro, tenga solamente un litro de cubicaje -Ford se estrenó en el mundo de los motores tricilíndricos de gasolina turboalimentados en 2012 con sus Ecoboost 1.0 l. de 100 y 125 CV-.

Los fabricantes se ven obligados a reducir consumos y emisiones y la fórmula a emplear es la del downsizing, o lo que es lo mismo, fabricar motores con menor cilindrada, que conllevan una mayor compresión.

Es el primer motor de gasolina que se suma a la gama BlueMotion, sinónimo de eficiencia en Volkswagen que hasta ahora solo se empleaba en los 1.6 TDI y en el TGI de Gas Natural Comprimido. El fabricante germano ha llevado a cabo algunas modificaciones en la carrocería de este 1.0 TSI para hacerlo lo más eficiente posible. Se ha reducido la altura de la carrocería en 15 mm, se ha incorporado un spoiler trasero, una parrilla casi cerrada, incorpora revestimientos especiales en los bajos, una rejilla de ventilación en el parachoques con láminas movibles y neumáticos de baja fricción.

El motor más pequeño que había hasta ahora en la gama Golf era el 1.2 TSI de 110 CV de cuatro cilindros. Respecto a este, el nuevo 1.0 TSI aumenta la potencia en 5 CV, reduce su peso en 10 kg y disminuye las emisiones emitidas a la atmósfera en un 10%. Sobre el papel, sus prestaciones aumentan, algo que vamos a comprobar en nuestra toma de contacto por tierras holandesas. Respecto a sus consumos y emisiones, promete 4,3 l/100 km en ciclo mixto y unas emisiones de 99 gr/km de Co2.

 

Son suficientes sus 115 CV gracias a sus 200 Nm de par motor -entre 2.000 y 3.500 rpm- el coche se mueve bien, aunque eso sí, no esperemos una gran rapidez de reacción ni una aceleración que nos deje pegados al asiento, como es lógico. Son 25 Nm de más respecto al 1.2 TSI 110 CV de cuatro cilindros, lo que ayuda a que las recuperaciones sean mejores (11 segundos de 80 a 120km/h en 5ª marcha frente a 13 segundos). En España sólo se comercializa con caja manual de 6 velocidades, con un recorrido largo, que funciona muy bien.

 

Disponible en 3 y 5 puertas, Variant y Sportsvan, desde 20.050 euros

El nuevo Volkswagen Golf TSI BlueMotion ya está a la venta en nuestro país con un precio de partida de 20.050 euros para las versiones compactas, aunque también está disponible para las carrocerías Golf Variant y Golf Sportsvan (21.960 euros y 22.430 euros respectivamente). En principio va a convivir con el 1.2 TSI de cuatro cilindros… pero no descartamos que en breve sea eliminado esta motorización de la oferta comercial, puesto que la diferencia de precio entre los dos bloques es de menos de 1.000 (540 en la versión de 5 puertas).

Esta versión TSI BlueMotion estará disponible con el nivel de equipamiento Edition, equipando de serie, entre otros elementos, climatizador, siete airbags, radio con pantalla táctil de 6,5″, reposabrazos central delantero, tapicería y llantas de aleación de 15″ específicas, bloqueo electrónico del diferencial XDS, sistema Start-Stop con recuperación de la energía de frenado, chasis deportivo y freno de estacionamiento eléctrico.

 

Fuente : http://www.elmundo.es/

Compartir