Volkswagen puso a punto el coupé medio Scirocco el pasado verano. La gama cuenta con opciones de gasóleo TDI de 150 y 184 CV, pero sobre todo con los brillantes TSI turbo de gasolina de 125, 180, 220 y, como en este caso, 280 CV en versión R (antes 265 CV).

Al respecto, su mecánica 2.0 viene a ser la de los últimos Golf R yfamiliar Golf R Variant, un exultante propulsor todo energía que embriaga al aficionado medio por sonido y rendimiento. Para situar la «jugada», baste decir que permite un rápido sprint de 5,5 segundos para llegar a 100 km/h desde parado, o que rebasaría con creces los 250 km/h que fija como límite su imposición electrónica.

De hecho, y aunque en marcha supera la tonelada y media, siempre se siente ligero, y mucho: no achaca el pasaje o la carga a bordo; tampoco la orografía del terreno, aunque toque adelantar. Una joyita a la que aplica un dato elocuente: su relación entre peso y potencia es de5,2 kg/CV, mientras que la del Porsche Cayman (57.461 euros) es de 5,1…

Eso sí, el contrapunto es un consumo en proporción. Y así, conforme a nuestros registros, es habitual que el VW Scirocco R se mueva en torno a 11 l/100 km de media real, que no es poco y que se traduce en una autonomía de 500 km.

Imagen refrescada

La actualización de la gama Scirocco trajo consigo ligeras novedades, como el paquete R-Line anteriormente opcional y que ahora es de serie. Paragolpes, pilotos (ya son LED), interior de los faros (bixenón de serie en la variante R que nos ocupa),instrumentación adicional sobre la parte central superior del salpicadero (muesta el soplado del turbo, un cronómetro para medir tiempos por vuelta en circuito y la temperatura del aceite motor), otros detalles decorativos y nuevas llantas de 18 ó 19 pulgadas (ésta opción por 745 euros), además de aperutra de portón basculando el emblema trasero, completaron el grueso de las nuevas aportaciones exteriores.

También recibió sensores delanteros de aparcamiento, cámara marcha atrás (muy útil porque la visibilidad tres cuartos trasera es ciertamente limitada), equipo de audio Dynaudio Excite y aviso de obstáculos en ángulos ciegos Blind Spot.

Por 1.000 euros adicionales se dota de suspensión de firmeza variable DCC, (ofrece modos Comfort, Normal y Sport, modulando además la resistencia de la dirección, la respuesta del acelerador y la del cambio auto secuencial DSG de doble embrague y seis relaciones probado, por cierto, muy recomendable), y que a nuestro parecer no altera de forma significativa las reacciones del modelo, ni para bien ni para mal.

Y es que, tal cual sale de fábrica, el Scirocco R, que frena y frena bien, y que traza con docilidad toda clase de curvas, es un automóvilsumamente aplomado, de pisada efectiva e incluso gran facilidad de conducción, siempre que rodemos con lógica. Además, cuenta confunción XDS añadida al programa de estabilidad: vía electrónica, limita la tendencia a «perder rueda» (o patinar) cuando se abordan virajes a ritmo fuerte.

Fuente http://www.abc.es/

Compartir