Algunas estafas que han aparecido con la crisis

Igual que la necesidad ha venido a muchas personas con la llegada de la crisis, también la mala fe y el aprovechamiento de dicha necesidad ha sido aprovechado por muchos para poner en marcha una serie de estafas que hasta la fecha no se habían realizado y que no dejan de ser una forma de beneficiarse de las desgracias ajenas y sacar partido de la desesperación de muchas personas.

También puede ser que estas estafas afecten a personas por desconocimiento o ingenuidad o, sencillamente, para aquellos que creen que es una gran oportunidad y quieren aprovecharse.

Como se suele decir, la necesidad agudiza el ingenio, y sobre todo por la parte negativa de las personas, con lo cual nos parece necesario extremar las precauciones en estos momentos de crisis y no hacer mucho caso a ‘los cantos de sirenas’.

Veamos algunas de las estafas más recientes en las que han caído muchas personas y esperamos que sirva para que otras no caigan.

Conocida es la famosa Tarjeta regalo de Zara en Facebook. De las más recientes, ha encontrado en esta red social el filón más importante y la forma rápida de moverla a muchas personas. ¿Negocio? Pues sí. El que compartiese en su muro poniendo ‘Gracias Zara’ e invitase a 50 amigos participaría en el sorteo de vales de descuento de esta firma. Lo que se consigue son los daos personales de mucha gente que luego pasarán a incrementar las bases de datos que se venden a empresas para campañas comerciales. Incluso, si facilitabas el número de teléfono, podías sufrir el que te dieran de alta en un servicio de llamadas denominados de los ‘SMS Premium’, con lo cual el quebranto económico también era posible.

Otra estafa muy extendida y que ya juega con la necesidad de la gente es la de las Estafas laborales. Aunque ya existían antes, el uso de Internet permite llegar a más ‘potenciales estafados’. Hoy por hoy, este tipo de estafas suponen un 25% del total según indica Adecco por los datos facilitados por Inteco (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación). ¿Quién no ha visto el típico anuncio de ‘trabaja desde casa’? Te hacen llamar a un número de tarificación especial, o que ingrese previamente una cantidad,…, o cualquier comportamiento extraño.

Las estafas por Whatsapp son de las más realizas en la actualidad ya que al haber 600 millones de usuarios, el potencial de encontrar a estafados es enorme. La más conocida de estas estafas ha sido la de recibir un mensaje de texto convencional en el que pone “Te estoy escribiendo por WhatsApp, dime si te llegan mis mensajes”. El remitente es un servicio de SMS Premium por lo que al contestar quedas suscrito automáticamente con el correspondiente aumento de la factura.

Otras estafas se vinculan al alquiler a través de Internet de viviendas.

Lo cierto es que hay que andar con mucho ojo porque cada día las estafas son más elaboradas.

Compartir