Abierto y acalorado debate en las redes sociales por este tema tan curioso que afecta en el que nos encontramos defensores en ambos bandos.

Este debate nació en el portal ‘The Odyssey’ en dónde una estudiante de la Universidad de Clemson, Mackenzie Pearson defendió en el lo que denominó como el ‘Dad Bod’ (‘cuerpo de papi’) o sea, ‘los fofisanos’.

Las modas cambian y como no, las tendencias en cuanto al físico masculino como ejemplo a seguir, también. Que Leonardo DiCaprio, Jason Segel o Ben Affleck aparezcan con una ‘barriga cervecera’ parece que es una moda, cuando no hace mucho exponían cuerpos más dedicados al fitness y esa era la moda.

La joven que abrió este debate se refería al atractivo que entre las mujeres suscita el hombre joven suficientemente sano pero de cuerpo ligeramente fofo, que no gordo, y que no es el típico obsesionado todo el día por el cuidado de su cuerpo. Esto los convierte en más humanos, naturales y atractivos.

La duda que surge es que si en vez de ser actores famosos fuesen hombres ‘de la calle’, la generaría las mismas sensaciones.

Por el lado de los contrarios a los fofisanos y que se ponen del lado de los ‘fitness’, se encuentra mucha de la comunidad nutricionista. Para ellos el cuidado del cuerpo y, por lo tanto la salud del individuo pasa por no tener esa barriga incipiente ya que supone un potencial riesgo para la salud de la persona. Para ellos el cuerpo del hombre debe de unir alimentación y deporte como la base fundamental de su cuidado.

Lo que no se tiene en cuenta es que esta figura ya hace años que existe. Aquel hombre que, esporádicamente por semana practica algo de deporte, para excederse luego los fines de semana, con lo cual tiene una ‘saludable’ ‘barriga cervecera’.

¿Más humanos, más naturales o más potencialmente enfermos? Lo cierto es que el mantenerse sin la barriga supone un esfuerzo intenso y la realización de algún tipo de actividad física y deportiva que no todo el mundo tiene el tiempo de realizar. Lo suyo sería todo en su justa medida, ni uno ni otro.

Compartir