El frío invierno aún no ha llegado a la península, pero sabemos que acecha a la vuelta de la esquina. Nos lo recuerdan los primeros resfriados, el cambio de armario…por eso os vamos a proponer 10 destinos en los que seguir disfrutando del verano y las altas temperaturas.

Zanzíbar: 30º C de media ofrece la paradisíaca isla tanzana del Oceáno Índico de diciembre a marzo.
Miami (Estados Unidos): Es un clásico de las buenas temperaturas a pesar de algún que otro huracán. Podrás descansar en las playas de South Beach o pasear por el barrio latino de Little Havana.
Laos. Esencia del sureste asiático. No posee las playas de Tailandia ni la notoriedad de Vietnam y por eso es menos conocido y mucho más barato.
Palawan (Filipinas): Este recóndito paraíso ofrece temperaturas de lo más agradables entre noviembre y abril, cuando no solo podrás darte un chapuzón en playas de agua cristalina, sino visitar zonas espectaculares como el Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa o el Parque Marino del Arrecife de Tubbataha.
Sydney (Australia): Playas envidiables y una calidad de vida inmejorable a temperaturas de entre 18ºC y 22ºC en los meses de diciembre y enero invitan a pasar allí las Navidades.
Cabo Verde. El Caribe africano. 10 islas relativamente cercanas, algunas de ellas casi sin explorar, donde disfrutar de un cálido invierno.
Islas Canarias (España): Una temperatura media anual de 22ºC y el lugar de Europa con más horas de sol al año. Un paraíso tropical sin cambiar de país.
Dubai (Emiratos Árabes). La Manhattan del desierto es otro destino donde el buen tiempo está asegurado y donde poder conocer una de las mayores muestras del capitalismo moderno.
Valparaíso (Chile): Un lugar costero y caótico con gran encanto y agradables temperaturas, una colorida arquitectura colonial y magníficas vistas.
Buenos Aires (Argentina): Cambiar los villancicos por un tango es otra alternativa para los amantes del calor. Durante el verano austral, de diciembre a marzo, la ciudad despliega todos sus encantos.

Compartir