Las flores a domicilio es una de las actividades online o telefónica que más funcionan, sobre todo en fechas señaladas como pueden ser San Valentín o el Día de la Madre.

Muchas personas cuando quieren solicitar un ramo de flores suelen ir a una floristería física y encargan determinado ramo, centro de mesa o planta para que sea remitida a una determinada persona a una dirección concreta. Lo que no quiere decir que sea exactamente esa floristería la que se lo lleve a casa personalmente al destinatario, sino que lo que hace es tomar nota de lo que quiere y se pone en contacto con una floristería cercana al domicilio de destino que es la que realmente hará el ramo por ejemplo y se lo llevará a casa y a la dirección indicada.

No pensaríais que lo de flores a domicilio es directamente desde donde lo encargas al domicilio indicado. Es mucho más sencillo. Existen cadenas de floristerías con convenios entre ellas que una vez recibido el pedido, lo transmiten a la que haya más cercan del domicilio al que hay que remitir las flores, encargándose desde ese momento de toda la gestión del mismo. Es la forma de optimizar el trabajo y ahorrar costes dentro del sector de las flores a domicilio.

Compartir