Estambul es uno de los destinos más turísticos de Europa. La ciudad ha sido la capital de los Imperios Bizantino y Otomano. Para los que desean conocer la ciudad hemos seleccionado para vosotros sus diez lugares imprescindibles de entre varias listas. Ahí van:

Mezquita Azul: La más importante de Estambul. Cuenta con seis minaretes los mismos que La Meca hasta que en Arabia Saudí se construyó una séptima para apaciguar a los fieles y evitar polémicas.
Santa Sofia: Es el símbolo de Estambul. Fue construida durante el mandato del emperador Justiniano entre los años 532 y 537 y es una de las obras maestras del arte bizantino.
Gran Bazar y Bazar de las Especias: Clásicos de la compras. Enorme área cubierta a la que se accede a través de alguna de sus 22 puertas. Tienen más de 4 mil tiendas entre ambos.
Mezquita de Suleimán: Una de las más bellas y segunda en importancia, construida en 1557 bajo el mandato del sultán Suleiman I “El Magnífico”.
Palacio de Topkapi: Simboliza el poder que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano. Desde este palacio los sultanes gobernaron hasta mediados del siglo XIX.
Torre Gálata: Una de las torres más antiguas del mundo y lugar con una de las mejores vistas de la ciudad. Lo más llamativo es el diámetro y la anchura de sus paredes.
Iglesia de San Salvador en Chora: Uno de los mejores exponentes del arte bizantino. Lo más espectacular son sus frescos y mosaicos considerados como los mejor conservados del mundo.
Palacio Dolmabahçe: Sustituyó a Topkapi como residencia de los sultanes hasta que se abolió el califato. El estilo es una combinación de barroco, rococó y neoclásico mezclados con el tradicional otomano.
Cisterna Basílica: La más grande de las 60 antiguas cisternas construidas bajo la ciudad por sí se necesitaba agua ante eventuales ataques militares. Fantástica.
Estrecho del Bósforo: Parte fundamental de la ciudad, divide Estambul en dos pero también Europa y Asia. Conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara. Enclave más que estratégico

Compartir