Las modas y las tendencias son muy cambiantes, y no iba a ser menos las que afectan a la fisonomía masculina. Por eso no es de extrañar que las redes sociales echen humo con el debate abierto por la nueva moda aparecida en los Estados unidos acerca del llamado ‘Dad Bod’ (‘cuerpo de papá’) o ‘fofisano’.

Y es que esta figura ya hace años que existe. Aquel hombre que, esporádicamente por semana practica algo de deporte, para excederse luego los fines de semana, con lo cual tiene una ‘saludable’ ‘barriga cervecera’.

Este debate no se abriría si no fuese porque ‘galanes’ y ‘sex-simbols’ de Hollywood han alcanzado una edad en la que ya se les nota dicha barriga sin perder su atractivo, lo cual ha abierto el debate de si su sexappeal se está perdiendo o si, por lo contrario, van a imponer esta moda como el nuevo sex-simbol.

Los defensores de la alimentación sana inciden en que lo adecuado es mantener una buena alimentación unida a la práctica de alguna actividad deportiva, con lo cual se prefiere el modelo de hombre denominado ‘fitness’. No obstante también hay quien opina que este perfil de hombre supone un esfuerzo demasiado elevado para el resultado final y muy difícil de mantener.

Pero es que considerar como ‘fofisano’ a famosos como Leonardo DiCaprio, Jason Segel o Ben Affleck, no deja una forma de bajar del pedestal a las grandes estrellas de Hollywood y equipararlas con el resto de los mortales, con lo cual es una moda defendida por muchos hombres.

Este debate se inició cuando una estudiante de la Universidad de Clemson, Mackenzie Pearson defendió en el portal ‘The Odyssey’ lo que denominó como el ‘cuerpo de papi’.

Más humanos, más naturales, era la idea que defendía, sin estar pendientes constantemente de su cuerpo y esto los convertía en más atractivos y interesantes para el sexo opuesto.

Pero siendo como es ahora de completa moda en las redes el tema del fitness o del running, no cabía otra posibilidad que el debate se abriese al público en general.

La joven se refería al atractivo que entre las mujeres suscita el hombre joven suficientemente sano pero de cuerpo ligeramente fofo, que no gordo, y que no están obsesionados con su cuerpo, lo que los hace más humanos, naturales y atractivos.

Los nutricionistas no defiendo la figura del hombre ‘fitness’ por su atractivo, sino porque esa barriga de los fofisanos puede derivar en futuros problemas de salud.

Compartir