Las películas en Stop Motion son esculturas en movimiento; minuciosos trabajos en los que cada fotograma lleva detrás cambios milimétricos para dar luego la sensación de realidad. Comenzaron como parte de los logrados efectos especiales en películas fantásticas, (King Kong, Jason y los argonautas), más tarde, llegaron grandes reyes del stop motion, como Tim Burton o Nick Park, pero se hacían pocas películas de este tipo.

Lo cierto es que las técnicas han mejorado y aunque siguen siendo muy laboriosas de realizar; hoy en día son algo más factibles. Quizá por ello, hayan proliferado algunas más en la última década. Incluso el genio de Wes Anderson le esta cogiendo el gustillo y va a por su segunda entrega. Para aquellos que tengan ganas de pasar un buen rato os mostramos las mejores películas de animación en stop motion.

Siguiente página
Compartir