En un país tan inmenso como este es complicado citar sólo 10 visitas imprescindibles pero lo vamos a intentar con estos lugares que recomiendan desde el portal de vuelos Skyscanner.

– Pekín: Es indiscutible, la capital de China es una ciudad grandiosa con monumentos únicos como la Ciudad Prohibida o el Templo del Cielo.
– Chengdu: El lugar ideal para ver a los osos panda comiendo bambú en un régimen de semi-libertad.
– Xi’an: Extremo oriental de la Ruta de la Seda es mundialmente conocido por sus guerreros de terracota.
– La Gran Muralla: El tramo mejor conservado y, por tanto, más turístico es el de Badaling pero son 21.000 kilómetros de una de las grandes atracciones chinas que, eso sí, no se ve desde el espacio como algunos dicen.
– Shanghai: Su skyline e uno de los más espectaculares del mundo. Aquí conviven las dos Chinas, la moderna y la antigua, la capitalista y la comunista.
– Buda de Leshan: La estatua de piedra de Buda más alta del mundo con 71 metros.
– Yunnan: Las terrazas de arroz de Yuangyang destacan por ser unas de las más bonitas de Asia y la Garganta del Salto del Tigre, el cañón de río más profundo del mundo.
– Hong Kong: Una de las ciudades más modernas del mundo y repleta de contrastes.
– Suzhou: Ciudad llena de canales, jardines y pagodas exquisitamente cuidados que la convierten en la escapada perfecta de la jungla de rascacielos de su vecina Shanghai.

En la lista se ha dejado al menos un lugar que a pesar de las controversias a día de hoy pertenece a China como el Tibet y que sin duda merecería.

Compartir