Cuando hablamos de un viaje en tren nos vienen a la mente escenas míticas de novelas o de películas. Por el mundo siguen circulando cientos de trenes diferentes y algunos con mucho encanto. Estos son los diez mejores según la encuesta realizada por la revista Condé Nast Traveller:

El Venice Simplon-Orient-Express: Una experiencia única. Los vagones han sido cuidadosamente rehabilitados para no perder el espíritu de tiempos pasados. En cuanto a los destinos el viajero puede elegir entre Londres, París, Venecia, Roma, Berlín, Budapest, Viena o Estambul.
El Rovos Rail: Recupera la atmósfera de épocas pasadas mientras recorre Sudáfrica. Para mantener la esencia de la época victoriana la compañía no permite, fuera de sus suites, el uso de móviles o portátiles.
Belmond Royal Scotsman: Ofrece a sus huéspedes confort y el lujo de camino a destinos de Francia y Escocia, visitando castillos o destilerías de whisky entre otros lugares.
El Ghan, Great Southern Rail: Darwin-Adelaida, un viaje del norte a sur de Australia. Dura cuatro días y recorre casi 3000 km que te llevarán a descubrir los rincones secretos del país.
Palace on Wheels: Restaurados para recorrer durante siete días la India y descubrir en sus excursiones algunos de los secretos que guarda este bello país.
El Blue Train: Entrar en él es transportarse en el tiempo para recorrer unos 1.600 kilómetros de Sudáfrica entre Pretoria y Ciudad del Cabo, en una atmósfera donde el lujo lo rodea todo.
Transiberiano Express, Golden Eagle: De Moscú a los Urales a través de la magnífica e interminable estepa rusa y junto a la orilla del Baikal, el lago de agua dulce más grande del mundo.
Belmond British Pullman: Tren de lujo que recorre Gran Bretaña para satisfacer las expectativas de los más clásicos y exigentes huéspedes que quieren descubrir castillos, casas de campo, ciudades, eventos…
Belmond Hiram Bingham: Viajar por Perú entre Cuzco y el Machu Picchu atravesando el impresionante valle del Urubamba es un sueño mágico y una experiencia inolvidable.
Rocky Mountaineer, Canadá: A través del impresionante paisaje de lagos y glaciares, rodeado de majestuosas montañas y caudalosos ríos circula este tren donde el viajero disfrutará de un día perfecto en un escenario único.

Compartir