Aunque la fibra óptica no es precisamente un invento reciente, el avance de las nuevas tecnologías, el abaratamiento en los costes de las infraestructuras y otras circunstancias, han influido de forma determinante en su generalización de uso.

Para conocer bien lo que es y cómo funciona es necesario saber de que estamos hablando. De esta forma, la fibra óptica es un medio de transmisión, empleado habitualmente en redes de datos, consistente en un hilo muy fino de material transparente, vidrio o materiales plásticos, por el que se envían pulsos de luz que representan los datos a transmitir.

Lógicamente es uno de los elementos fundamentales en las nuevas empresas de telecomunicaciones hasta tal punto de que la fibra óptica está sustituyendo por completo a cualquier otro tipo de método de transmisión de datos.

Y es que es el medio de transmisión de información por excelencia,  ya que es inmune a las interferencias electromagnéticas, con lo cual se minimizan al máximo los problemas potenciales en su uso.

Es la fibra óptica por lo tanto el medio de transmisión en redes de telecomunicaciones ya que por su flexibilidad los conductores ópticos pueden agruparse formando cables. Las fibras usadas en este campo son de plástico o de vidrio y algunas veces de los dos tipos. Por la baja atenuación que tienen, las fibras de vidrio son utilizadas en medios interurbanos.

Compartir